Cuesta 20 mil curarse de adicción a Internet

adiccion a internet

 

En el DF y Monterrey terapeutas ya ofrecen tratamientos para combatir la dependencia a Facebook y Twitter

Hasta más de 20 mil pesos cuesta curarse de la adicción a las redes sociales en México y las terapias van desde pasar una especie de cuarentena desconectado de Internet en lugares específicos, hasta recibir terapias similares a las que dan a personas con problemas de alcoholismo o drogadicción. En el País nueve de cada 10 internautas tienen al menos una cuenta en Facebook, Twitter o YouTube y pasan en ellas 75% del tiempo que pasan en la red, según la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI).

La psicoanalista Dolores Montilla Bravo, directora de difusión de la Asociación Psicoanalítica de México (APM), da terapias a cibernautas que buscan ayuda para pasar menos horas conectados a Facebook o Twitter; alerta que este problema va en crecimiento y que de no atenderse ya con campañas preventivas se convertirá en un problema de salud pública. “Los adictos confunden la forma de utilizar las redes sociales; en vez de un medio ven un fin. Se refugian en ellas huyendo de la soledad, el aislamiento o la depresión; van en busca de emociones fuertes que les permitan apaciguar ese malestar emocional”, añade.

En el País no se han implementado políticas públicas para atender esta dependencia como la clínica para ciberadictos de Londres, abierta por el sistema de salud público británico; el centro de tratamiento del Hospital Universitario Chung-Ang, en Seúl (Corea del Sur) o el Centro Médico Regional de Bradford, en Pensilvania (Estados Unidos), que brinda un programa de rehabilitación de 10 días para ciberadictos. El tratamiento cuesta 14 mil dólares, alrededor de 184 mil 800 pesos.

No se les enseña a cortar con las redes sociales sino a moderar su uso, detalla la psicóloga Delia Hinojosa de la APM. Subraya que estar conectado muchas horas a Internet significa que ya se es adicto y por lo tanto necesita ayuda. El problema es cuando se extiende a otros momentos de la vida que no requieren conectividad.

En la Ciudad de México hay al menos 300 consultorios que ofrecen psicoterapias individuales para ciberadictos con programas que van de 12 a 20 sesiones; el costo es superior a los 9 mil pesos. La Clínica de Atención Psicológica Integral (CAPI), en la colonia Niños Héroes de Chapultepec, y la Asociación Psicoanalítica de México, en la Hipódromo Condesa, atienden este problema.

En otros destinos como Irlanda, el resort de cinco estrellas “The Westin Dublín” ofrece un paquete que incluye desayuno en la cama, masaje en la habitación, kit de supervivencia (un juego de mesa, un mapa, materiales para plantar un árbol) y una caja fuerte para guardar laptops, tabletas y teléfonos inteligentes.

Igual de grave

En Monterrey, Nuevo León, abrió este año el primer grupo terapéutico de adictos a Internet (http://www.adiccionainternet.org/), que utiliza la metodología de los 12 pasos de Alcohólicos Anónimos y no tiene ningún costo. “Los pacientes comparten sus testimonios y conocen otras historias que los ayuda a crear conciencia de su adicción. Con el paso de los días crece su compromiso a disminuir su tiempo en redes”, explicó su creador, Pedro Peña Hernández, en entrevista con 24 Horas.

Detalla que a los pacientes se les desconecta de Internet al menos 24 horas continuas y en algunos casos muestran episodios de pánico y crisis de ansiedad; explica que el cuadro clínico de esta enfermedad es similar al de los adictos al alcohol, tabaco, las compras o los juegos de apuestas.

En las reuniones surgen coincidencias entre los adictos, dice el psicólogo clínico, como soñar tres o más noches seguidas que están conectados al ciberespacio o que actualizan sus cuentas de Twitter o Facebook. Entre cinco y seis pacientes acuden a las tres sesiones gratuitas por semana, con una duración de una hora y media cada una. Han participado estudiantes que han llegado a enviar más de mil mensajes al mes o a mantener nueve perfiles diferentes para espiar a sus exparejas.

Cafeína, más adictiva que el ciberespacio

>MÉXICO, D.F.- En medio de una discusión que se ha prolongado desde 2000, la Asociación Americana de Psiquiatría no reconoce que Internet sea causa de adicción, pero sí la cafeína, según la nueva versión del Diagnostic and Statiscal Manual for Mental Disorders (DSM), el manual más utilizado para el diagnóstico de desórdenes mentales en el mundo.

Sobre este punto, el terapeuta regiomontano Pedro Peña Hernández comenta: “Eso no nos interesa. Mientras ellos están discutiendo si es o no una enfermedad, nosotros ya estamos brindando el tratamiento. Es un problema que ya se ve con regularidad en los consultorios y merece nuestra atención”.

El término “adicción a Internet” surgió de una broma de correo electrónico escrita por el psiquiatra Ivan Goldberg, que aseguraba haber descubierto un nuevo síndrome y proponía crear el primer cibergrupo de ciberadictos anónimos en 1995.

Vida más allá

También algunos hoteles y agencias de viajes ofrecen paquetes de “desintoxicación digital”, por ejemplo Vía Yoga ofrece planes para quienes deseen desconectarse y les aplica descuentos a los que dejen sus smartphones en la recepción del hotel.

El costo de estos retiros llega a superar los 20 mil pesos y se realizan en Bahía de todos los Santos, en Baja California Sur, o Sayulita, en Nayarit.

“Si alguien necesita contactarte, pueden hacerlo. Pero no trabajas, ni revisas Facebook; sólo experimentas el momento, ves el atardecer o tienes una conversación grandiosa con alguien que acabas de conocer”, dice Suzie Cavassa, una de las fundadoras de Vía Yoga.

Eres ciberadicto si…

Prefieres pasar en redes sociales hasta cinco horas en la madrugada.
Prefieres no ir a la escuela o trabajo para actualizar tu Facebook o Twitter.
Aumentan las horas que pasas con tus amigos virtuales.
Te irritas cuando no estás en Internet.
Experimentas ansiedad o necesidad compulsiva por entrar a la red.

share

REGISTRO GRATUITO

Registra tu negocio dentro de nuestra Guía llenando este formulario.